Pedro Páramo, de Juan Rulfo

Hoy os traigo un libro muy especial para mí. Una novela que me marcó desde el primer momento que la leí y que, en mi opinión, es una de las cumbres de la literatura en español —al menos, de la que he leído, claro. Os estoy hablando de Pedro Páramo, y su autor es el escritor mexicano Juan Rulfo.


He de decir que leí Pedro Páramo por primera vez cuando tenía veintipocos años, y el efecto que causó en mí fue el de hacerme consciente de que me encontraba ante una auténtica obra maestra. Sin embargo, y lo que voy a decir a continuación no desmerece para nada a la novela, sí es verdad que en una segunda lectura se pierde ese componente de sorpresa y desconcierto que provoca un momento clave del texto y que permite abordar el resto de la novela con otro talante, pero que se compensado por una mejor comprensión de la totalidad de la obra.

Pedro Páramo, de Juan Rulfo

Juan Rulfo, un genio literario

Hablar sobre Juan Rulfo es hablar sobre uno de los escritores más destacados e influyentes de la literatura latinoamericana del sigo XX, y claramente uno de los precursores o referentes clave de otros escritores que vinieron después con el conocido boom latinoamericano, pero cuya vida, sin embargo, es realmente curiosa, no por su extravagancia sino por todo lo contrario, por su sencillez.

Rulfo trabajó como funcionario de la Secretaría de Gobernación de México, lo que le permitió poder viajar a lo largo de su país durante unos años, periodo que aprovechó para conocer las costumbres y dialectos de las zonas rurales. Más tarde, se incorporaría al Instituto Indigenista de México, donde trabajaría hasta su fallecimiento. Aficionado también a la fotografía, dejó una obra fotográfica de gran calidad, la cual se puede consultar en internet.

Rulfo fue un autor poco prolífico. De hecho, en vida publicó únicamente dos obras, pero que le permitieron encumbrarse a lo más alto del olimpo literario universal: el conjunto de relatos El Llano en llamas, publicado en 1953, y la novela Pedro Páramo, su trabajo más conocido, publicada en 1955. Aunque escribió una segunda novela, El gallo de oro, esta no vio la luz hasta 1980, en una edición que no hacía justicia a su autor, motivo por el que en 2010 aparece una nueva edición revisada y corregida.

El Llano en llamas es un conjunto de relatos que tienen como telón de fondo la revolución mexicana. Son cuentos duros, donde las penalidades y el desarraigo de sus personajes lo impregnan todo. Estamos ante unos relatos que son auténticas piezas de precisión literaria, que os recomiendo que los leáis en cuanto podáis porque estoy seguro de que os van a encantar. Además, estos cuentos son una buena puerta de entrada al universo literario de Rulfo.

Reseña de Pedro Páramo

Centrándonos ya en Pedro Páramo, la novela no se estructura en capítulos, sino en fragmentos, uno detrás de otro, que alternan distintas voces así como hilos temporales. La historia comienza presentándonos a Juan Preciado —aunque no conoceremos su nombre hasta mucho más avanzado el texto—, quien acude al pueblo de Comala en busca de su padre, un tal Pedro Páramo, para cumplir la promesa que le hizo a su madre en su lecho de muerte. Desde las primeras páginas del libro ya sabemos que Pedro Páramo no es una persona muy querida por los demás. De hecho, uno de los primeros personajes que aparece en la novela lo define como «un rencor vivo».

Distintas unidades temporales, distintas voces

Entre los distintos hilos o unidades temporales en los que se divide la novela, podemos destacar principalmente dos, la correspondiente a Juan Preciado y aquella en la que se nos habla de Pedro Páramo. La primera de ellas está contada en primera persona en voz de Preciado, mientras que la de Pedro Páramo se divide a su vez en otras subunidades temporales en las que se alternan distintas voces que nos van contando diferentes momentos en la vida del personaje.

El hilo temporal de Juan Preciado, compuesto por fragmentos que nos encontramos desde el principio de la novela hasta casi el final de esta, nos sirve para conocer a Juan Preciado y lo que se encuentra al llegar a Comala: un lugar despoblado, en el que encuentra apenas a unas cuantas personas con las que llega a relacionarse, pero que le transmiten desde el principio que allí pasa algo raro.

Veremos cómo la decisión de ir a Comala es en cierto sentido una condena para Juan Preciado, ya que Comala es posiblemente el gran personaje de la novela, ese lugar tremebundo capaz de destruir todo aquello que pretende arraigar en él. Por eso, dentro de la unidad de Pedro Páramo, tenemos también una sub-unidad temporal específica de Comala, en la que van desfilando distintos personajes que sirven tanto para ir descubriendo qué es aquello que pasó, así como para entender el conjunto de la historia.

En la unidad temporal en la que se nos cuenta la historia de Pedro Páramo, no siempre en orden cronológico, nos encontramos al cacique cuya ambición se hace patente desde joven y en el que el ansia, no diría de poder, sino de posesión, también hacen de él alguien condenado.

Es importante hacer notar aquí que Pedro Páramo es un personaje que aparece en todas las unidades y subunidades temporales del libro, ya que en todas se hace referencia a él, lo que sirve para ir uniendo los distintos aspectos que acaban conformando su carácter y su forma de proceder en la historia.

También existe una sub-unidad temporal en la que se nos habla de Miguel Páramo, hijo de Pedro, una persona malvada y sin escrúpulos, cuyo trágico destino final deja una impronta en el personaje de Pedro Páramo.

El resto de sub-unidades temporales que conforman la principal de Pedro Páramo, sirven al autor para presentarnos toda una gama de personajes que, como en todos los demás, refuerzan esa imagen triste y oscura de Comala.

El universo de Comala

En Pedro Páramo estamos ante una novela en la que se confunden la vida y la muerte, la realidad y los sueños, los vivos y los fantasmas… De hecho, cuando hice el booktag del Instituto Cervantes comenté que esta novela la podría haber incluido tanto como clásico de las letras españolas, como obra de fantasía y, ahora que lo pienso, incluso como libro breve, ya que parte de la grandeza de esta novela reside en su capacidad de contener semejante universo literario en poco más de cien páginas.

La importancia de leer Pedro Páramo

Leer Pedro Páramo es toda una experiencia de inmersión en este universo creado por Rulfo, donde los opuestos que nos encontramos a lo largo del texto al final resultan ser lo mismo y comparten un mismo destino, que no común.

Ir uniendo los distintos fragmentos y construir poco a poco la unidad global de la novela requiere sin duda de un esfuerzo por parte del lector que, como he dicho antes, en una primera lectura tal vez resulte una tarea un poco ardua pero que, sin lugar a duda, se ve ampliamente recompensada una vez terminas la lectura.

Poco más os puedo contar, pero a la vez me gustaría deciros mucho más sobre Pedro Páramo. Para mí, es la novela perfecta: una extensión adecuada, con grandísimos personajes, con un lugar, Comala, que rebosa en cada palabra del texto, y con una historia que, aunque en realidad es bastante simple, la ambientación y la forma de contar de Rulfo la hacen exquisita.

Por favor, no dejéis de leer Pedro Páramo. Y si podéis, leed también, ya sea antes o después, El Llano en llamas. La obra de Juan Rulfo es inconmensurable a pesar de su brevedad. Estoy convencido de que vais a disfrutar muchísimo leyéndola.

Hay muchas ediciones de los libros de Juan Rulfo, pero yo os voy a recomendar tres de ellas:

  • Las ediciones de Cátedra tanto de Pedro Páramo como de El Llano en llamas, con unos estudios preliminares que ayudan a comprender y contextualizar los textos. Sin duda, indispensables y las ediciones que yo he leído.
Ediciones de Cátedra de Pedro Páramo y El Llano en llamas
Ediciones de Cátedra
  • La edición conmemorativa del centenario del nacimiento de Juan Rulfo a cargo de la editorial rm, y que tiene dos versiones distintas, una en volúmenes separados y otra en un único volumen.
Ediciones de rm en volúmenes separados de El Llano en llamas, Pedro Páramo y El gallo de oro
Edición de rm en tres volúmenes
Edición de rm de El Llano en llamas, Pedro Páramo y El gallo de oro en un único volumen
Edición de rm en un volumen

Independientemente de la versión que elijáis, el disfrute está asegurado.

Nada más, nos vemos en el próximo episodio. Ciao.

1 comentario en «Pedro Páramo, de Juan Rulfo»

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad